Nota ciudadana.

El Sistema de Protección Civil en México, surgió por la presión de la sociedad civil ante la inexistencia de un sistema que diera atención durante y después de los sismos ocurridos el 19 de septiembre de 1985 que ocasionaron daños y miles de fallecimientos, víctimas y damnificados en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México). El primer documento relativo a la protección civil que surgió como respuesta del gobierno federal representado por Miguel de la Madrid, fueron las Bases para el Establecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil, (Bases) publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 6 de mayo de 1986,4 en él, se planteó como objetivo establecer un Sistema Nacional de Protección Civil, definir su naturaleza, la estructura institucional y la metodología para su instalación con el objetivo de “proteger a la persona y a la sociedad ante la eventualidad de un desastre provocado por agentes naturales o humanos, a través de acciones que reduzcan o eliminen la pérdida de vidas humanas, la destrucción de bienes materiales y el daño a la naturaleza, así como la interrupción de las funciones esenciales de la sociedad”. (Mirada Legislativa. Núm. 150, julio 2018. Biblioteca del Senado).

Para lograr lo anterior, los Municipios crearon sus Unidades Municipales de Protección Civil y se les destino un presupuesto acorde a sus necesidades operativas y tecnológicas, es decir se puso dinero para que estas unidades se equiparan, capacitaran y tuvieran la infraestructura necesaria para desarrollar su función.

¿Qué paso en San Miguel de Allende que termino su centro de operación en un desastre? La palabra que suena es la corrupción; construir o instalar un centro de operación donde no debía estar funcionando.

El lugar de una infraestructura para atender las emergencias de una ciudad, no solo debe tener el mejor equipo técnico y humano, también debe tener las mejores instalaciones, correcta y estratégicamente ubicadas, perfectamente seguras y diseñadas para superar cualquier siniestro probable y tener el respaldo técnico y material para seguir operando bajo cualquier adversidad.

Lo que hoy podemos observar en imágenes nos habla de todo lo que no debió ser un centro de atención a emergencias, pero que así funcionaba. En materia de Seguridad se habla de inversiones históricas y de equipamiento de última generación para nuestra ciudad, pero la realidad siempre supera a la ficción.

La pregunta que todos nos hacemos es: ¿Quién es el responsable de estos destrozos y quien asumirá la reparación o el costo? Esperamos respuesta de la Autoridad Municipal.

Total Page Visits: 565 - Today Page Visits: 2
Un comentario en «Y ¿ahora quien podrá salvarnos?»

Responder a G.H Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *