Jo López. Análisis de políticas públicas.

Cuando hablamos de crecimiento ordenado, no solo nos referimos a las leyes, norma, reglamentos y planes que para el caso se han implementado, también nos referimos a las políticas públicas que un Ayuntamiento o Administración han propuesto para el desarrollo de la ciudad.

Estas políticas públicas deben atender las causas sociales, las económicas, la imagen urbana, los servicios públicos, etc. pero sobre todo atender el Desarrollo Sostenible con sentido de protección al Medio Ambiente.

El brutal impacto depredador que los desarrollos inmobiliarios están teniendo en San Miguel de Allende, desde la Administración 2015-2018 y que continua en esta 2018-2021, requieren de un giro de 180 grados, antes de que sea irreversible el daño. Para poner en perspectiva una imagen, un panorama de lo que hablamos mostramos a continuación los datos a los que podemos tener acceso, desafortunadamente tenemos que hacer análisis sin la información oficial, la cual aun cuando debería ser pública no existe en los datos abiertos de la Administración Municipal.

Hoy podemos contabilizar más de 100 desarrollos inmobiliarios en el Municipio, los cuales van desde pequeños espacios de 5 a 10 casas o desarrollos de 100 a 300 viviendas, villas campestres con viñedo incluido, hasta una pequeña ciudad dentro de nuestra ciudad, como el caso de Herencia de Allende, un completo proyecto de casas, oficinas, escuelas, espacios de esparcimiento y meditación, ocupando una superficie de 320 hectáreas.

Una Ciudad dentro de nuestra Ciudad. Este es el tamaño de los negocios Inmobiliarios.

PRIMERO. La oferta de apartamentos, casas, villas, campestres o lotes de este centenar de desarrollos inmobiliarios equivale al menos a 17 mil espacios (pero pueden ser más de 20 mil), cuyo valor inicia en los 3 millones de pesos y puede alcanzar precios promedio de 7 millones o la locura de 15 millones y al infinito. De toda esta oferta no hay uno solo de interés social.

SEGUNDO. La superficie de todos esto espacios inmobiliarios puede rondar las 1000 hectáreas. Es decir, han depredado, arrasado y desmontado (y lo siguen haciendo) el equivalente a otro san Miguel de Allende, desde la colonia Santa Cruz de la Paz hasta La Esperanza, todo Misión del Estación, el Malanquín, Bellavista, incluyendo la zona del Club de Golf Malanquín, Los Frailes, La Lejona 2da sección, Nuevo Pantoja, La Allende, El Valle del Maíz, agregando La Luciérnaga, Infonavit La Luz, Jardines 2da Sección, Fraccionamiento Insurgentes, Itzcuinapan, Fraccionamiento Ignacio Ramírez, Cuesta de San José, hasta El Obraje, San Luis Rey, La Pancho Villa, Infonavit Allende, La Aurora, La Guadalupe, La Independencia y obviamente toda la San Rafa, Olimpo y anexas, claro que estaría incluido todo el centro de la ciudad, de ese tamaño es el espacio que HOY ocupan los desarrollos inmobiliarios de San Miguel de Allende (más los que se acumulen en estos días).

Toda esta superficie que fue de mezquites, garambullos, biznagas, gatillo, huizaches, cardones, pegarropas y follaje variado ya no existe, fue cambiado por concreto, adoquín y asfalto y albercas. Toda esta superficie dejo de absorber y retener agua, que de alguna manera terminaba haciendo filtraciones al manto freático. ¿Esto te hace pensar algo sobre el AGUA?

TERCERO. SI consideramos de acuerdo al INEGI una tasa de población de 3.7 personas por espacio habitable, estamos hablando que llegaron, están llegando y seguirán llegando algo así como 60 mil habitantes más a San Miguel de Allende. Esto es un tercio más de población.

CUARTO. Esta población va a requerir de 4.4 millones de metros cúbicos de agua al año, esto equivale a una alberca del tamaño de una cancha de futbol con 3 metro de profundidad cada día (¿por eso se construye el Acuaférico?). Imagina cuantos pozos se han perforado y se van a perforar para dar abasto a este consumo brutal de agua, sin considerar que todos los desarrollos inmobiliarios ofrecen como PLUS alberca para sus propietarios.

QUINTO. La capacidad económica de los habitantes de este tipo de vivienda le permite tener en promedio 1.5 vehículos (de acuerdo a la clasificación de ingreso). Quiere decir que pronto la ciudad sentirá la presión de 25 mil autos más (hoy tenemos registrados en la ciudad 52 mil), que colapsaran la vialidad y demandaran espacios para estacionamiento que NO tenemos. Gracias a la pandemia (si algo tenemos que agradecer) es que el “quédate en casa” y los “semáforos económicos” han permitido tener una movilidad controlada en la ciudad a pesar del incremento de vahiculos, ¿Qué va a suceder con el regreso a clases y a las actividades económicas “normales” ?, nos espera el caos.

SEXTO. A las 105 toneladas de basura que hoy se recolectan en el Municipio, súmele 35 toneladas más, ¿tenemos la capacidad de recolección y para su disposición o procesamiento? ¿O vamos a tener problemas y la necesidad de construir otra celda en el relleno sanitario? Claro, con cargo a los habitantes que NO ocasionaron este problema.

SÉPTIMO. Y cuantos policías más se van a necesitar para un mínimo de seguridad en estas nuevas zonas habitacionales. Y cuantas unidades de ambulancia y voluntarios léase CRUZ ROJA. Y cuantos camiones y bomberos más. Y cuanto alumbrado público. Y cuantas vialidades, accesos e infraestructura en general más hay que construir, por no planear el crecimiento ordenado de la ciudad.

OCTAVO. El Municipio y el Estado han hecho enormes inversiones en infraestructura para favorecer a este sector INMOBILIARIO. Han invertido millones de pesos en Premios, Viajes, Nombramientos y Promoción de este destino. Hoy todo el sector inmobiliario se aprovecha de esa inversión: “vive en la mejor ciudad del mundo”, “vive en la ciudad Patrimonio Mundial”, “compra un pedazo del corazón de México”, “invierte en la ciudad con la mejor plusvalía”, etc. etc. etc. ¿Cuánto de esa ganancia le regresan a la ciudad o a su población?

El daño ambiental es brutal, casi irreversible, pero, ¿un mercado de 85 mil millones de pesos lo vale todo? El tiempo dirá si el fin justifica los medios. Hoy los jóvenes NO tienen ni tendrán acceso a una vivienda, hoy su ingreso mensual no supera los 7 mil pesos mensuales, hoy la seguridad pone a San Miguel de allende en 2do lugar nacional de lesiones dolosas, hoy se tiene un aumento en el rezago social, hoy se incrementó el nivel de pobreza, tal vez alguien tenga otros datos.

Total Page Visits: 527 - Today Page Visits: 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *